03

JUN

En su variedad cosmestible, además de tener un sabor exquisito, las propiedades del aceite de argán aportan numerosos beneficios para la salud, entre los más importantes tenemos:

  • El consumo regular de aceite de argán reduce en un 50% el riesgo de desarrollar una hipertensión arterial.
  • El aceite de argán estabiliza el nivel de colesterol, reduciendo el porcentaje de colesterol malo y aumentando el nivel del colesterol bueno.
  • El aceite de argán posee un efecto anti obesidad debido a que consumido en la comida de la mañana, actúa como un efectivo supresor del apetito.
  • Tiene un efecto positivo sobre el funcionamiento del hígado.
  • Últimamente se ha despertado mucho interés científico debido a que en su composición existe un alto contenido de sustancias que tienen propiedades anti cancerígenas.

Las características principales del aceite de argán comestible o alimentario son su fina textura, su sabor a avellanas tostadas y su color marrón debido al tostado de las almendras del cual se extrae. Tiene un agradable sabor afrutado, se consume habitualmente con pan y además se utiliza como ingrediente de muchos platos tradicionales de la cocina marroquí, tales como ensaladas cous cous, y muchas otras deliciosas recetas en forma de tajines de carnes o pescado. Se puede consumir frío o caliente, pero no es recomendable utilizarlo para freír.

En el sur de Marruecos, se prepara una crema para untar hecha de aceite de argán, almendras y miel llamada amlou, que se sirve en el desayuno o como postre después de una comida,  también se emplea como  ingrediente en la elaboración de muchos dulces marroquíes.

  • Fuente: Aceite de Argán Cosmética Marroquí
 

Etiquetas: aceite de argán / alimentario / comestible / marruecos / salud